Todo proyecto conlleva una buena inversión, pero no siempre tenemos todos los recursos necesarios para afrontar los costes. Es en ese momento en el que pensamos en la opción de pedir un crédito. De esta manera en el siguiente artículos queremos ayudarte a tomar la decisión con las siguientes preguntas.

8 preguntas que debes hacerte antes de pedir un crédito:

¿Cumples todos los requisitos?
Como es lógico los bancos piden ciertos requisitos para garantizar una solvencia económicas. Es decir, en función de tus ingresos poder optar a determinadas cantidades (siendo estas proporcionadas al ingreso). Además de los ingresos, otro requisito es tener un aval. Un aval es un respaldo para las situaciones en las que no puedas pagar el prestamos. Este aval pueden ser propiedades por ejemplo.

¿Qué plazo de devolución tengo?
Efectivamente existe unos plazos de devolución del préstamo que puedes elegir. Algo a tener en cuenta es que todo crédito cuenta con intereses, una suma añadida al prestamos que podríamos denominarla el precio del préstamo. En función del tiempo que tardemos en devolver el préstamos, la cuantía de interés aumentará en relación con dicho tiempo.

¿Puedo aplazar el pago?
En algunos créditos existe lo que se denomina periodo de carencia. Dicho término hacer referencia a que si en algún momento no podemos pagar el préstamos y queremos aplazarlo, podamos hacerlo hasta salir del bache. Cada crédito tiene sus normas en cuanto a dicho periodo, es importante consultarlas antes de tomar una decisión.

¿Puedo adelantar el pago?
También puede ocurrir lo contrario. Puede que tu situación económica sea muy buena y quieras aprovechar para adelantar algunas cuotas. Si eliges una de estas opciones, tendrás que pagar la comisión de amortización o cancelación anticipada, que suele ser de entre un 1 % y un 3 % del importe restante

¿Existen comisiones iniciales?
En algunos préstamos existe esta condición pero, no en todos. Dichas comisiones incluyen los servicios de análisis del perfil del solicitante y la solicitud en concreto.

¿Tengo que tener seguro?
Cuando se trata de un préstamo grande o una hipoteca es conveniente contratar un seguro que nos garantice el pago total del préstamos en caso de fallecimiento.

¿Tengo que pedir el préstamo a mi banco?
No necesariamente, existen otras opciones como Credisii. Te recomendamos que explores bastantes opciones para que estés tranquilo de que te has decidido por la mejor.